Salmo

Todos tus caminos me son conocidos...
(Salmos 139.3)

Píldora De Meditación 221

Post on 05 Junio 2018
Visto: 97

 

LETANÍAS DE CRISTO, SACERDOTE Y VÍCTIMA

(SAN JUAN PABLO II)

 

 

Señor, ten piedad.

Cristo ten piedad.

Señor, ten piedad

Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

 

Dios Padre de los cielos, Ten misericordia de nosotros.

Dios Hijo Redentor del Mundo, Ten misericordia de nosotros.

Dios Espíritu Santo Trinidad Santa un solo Dios Jesús, Ten misericordia de nosotros.

Sacerdote y víctima, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Sacerdote para siempre según el rito de Melquisedec, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Sacerdote enviado por Dios para evangelizar a los pobres Jesús, Ten misericordia de nosotros.

Sacerdote que en la última cena instituiste el sacrificio perpetuo, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Sacerdote que vive siempre para interceder por nosotros, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice al que el Padre ungió con Espíritu Santo y fortaleza, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice tomado de entre los hombres, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice constituido a favor de los hombres, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice de nuestra confesión, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice de mayor gloria que Moisés, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice del tabernáculo verdadero, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice de los bienes futuros, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice santo, inocente y puro, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice fiel y misericordioso, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice encendido en celo de Dios y de las almas, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice perfecto para siempre Jesús, Ten misericordia de nosotros.

Pontífice que por tu propia sangre penetraste los cielos, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice que iniciaste para nosotros un camino nuevo, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice que nos amaste y nos lavaste de los pecados con tu sangre, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Pontífice que te entregaste a Dios como oblación y hostia, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Hostia de Dios y de los hombres, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Hostia santa e inmaculada, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Hostia que aplaca, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Hostia pacifica, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Hostia de propiciación de alabanza, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Hostia de conciliación y de paz, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Hostia en la que tenemos la confianza y el acceso hasta Dios, Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Hostia que vive por los siglos de los siglos, Ten misericordia de nosotros.

 

Muéstrate propicio perdónanos, Jesús

Muéstrate propicio escúchanos, Jesús

De entrar temerariamente en el clero. Líbranos, Jesús.

 

Del pecado de sacrilegio. Líbranos, Jesús.

Del espíritu de incontinencia. Líbranos, Jesús.

Del deseo impuro. Líbranos, Jesús.

De toda mancha de simonía. Líbranos, Jesús.

De una dispensa indigna de las tareas eclesiásticas. Líbranos, Jesús.

Del amor al mundo y de su vanidad. Líbranos, Jesús.

De una celebración indigna de tus Misterios. Líbranos, Jesús.

 

Por su sacerdocio eterno.

Por la santa unción con que fuiste constituido corno Sacerdote de Dios Padre.

Por tu espíritu sacerdotal.

Por tu ministerio, con el que glorificaste al Padre sobre la tierra.

Por tu propia inmolación cruenta hecha en la cruz de una vez para siempre.

Por tu único sacrificio renovado cada día en el altar.

Por tu potestad divina, que ejerces invisiblemente a través de tus sacerdotes.

 

Para que te dignes conservar a todo el orden sacerdotal en la santa religión. Te rogamos óyenos.

Para que te dignes proveer a tu pueblo de pastores según tu corazón. Te rogamos óyenos.

Para que te dignes llenarlos de tu espíritu sacerdotal. Te rogamos óyenos.

Para que los labios de los sacerdotes prediquen la sabiduría. Te rogamos óyenos.

Para que te dignes enviar operarios fieles a tu mies. Te rogamos óyenos.

Para que te dignes multiplicar los ministros fieles de tus misterios. Te rogamos óyenos.

Para que te dignes darles perseverancia en el servicio a tu voluntad. Te rogamos óyenos.

Para que te dignes concederles mansedumbre en el ministerio, habilidad en la acción y constancia en la oración. Te rogamos óyenos.

Para que te dignes promover en todas las partes a través de ellos el culto al Santísimo Sacramento. Te rogamos óyenos.

Para que te dignes recibir en tu gozo a los que te sirvieron bien.

 

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. Perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. Ten piedad de nosotros, Señor.

 

Jesús, Sacerdote, óyenos.

Jesús, Sacerdote, escúchanos.

Jesús, Sacerdote, ten misericordia de nosotros.

 

Oremos

 

Oh Dios, santificador y custodio, suscita en tu Iglesia por tu Santo Espíritu, ministros idóneos y fieles de tus santos misterios, para que con tu ayuda el pueblo cristiano sea dirigido por el ministerio y ejemplo de ellos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

 

 

Usuarios en Linea

Hay 18 invitados y ningún miembro en línea